HIPERSENSIBILIDAD DENTAL

 

La Hipersensibilidad Dentinaria (HD) o Sensibilidad Dental se define como un dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina, parte interna del diente, al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces, presión táctil, etc.  

Afectando aproximadamente a 1 de cada 7 personas adultas, y suele aparecer entre los 18 y los 40 años de edad, aunque en los últimos años se ha visto incrementada en pacientes jóvenes por el exceso del consumo de bebidas ácidogénicas/carbonatadas y el uso indiscriminado de productos de blanqueamiento dental sin supervisión.

Las posibles causas son:

• Caries dental
• Dientes fracturados
• Empastes desgastados
• Enfermedad de las encías
• Esmalte dental desgastado : puede ser debido a un cepillado demasiado agresivo, abuso de bebidas o alimentos ácidos, hábitos como el bruxismo…
• Raíz dental expuesta debido a recesiones gingivales.

 

Túbulos dentinarios vistos al ME
Esquema visual de los odontoblastos y sus proyecciones dentro de los muicrotúbulos dentales

 

 

 

Dentina es menos densa que el esmalte y el cemento, y contiene túbulos microscópicos llamados “túbulos dentinarios”, que conectan la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas del interior de la pulpa dental . Cuando la dentina pierde su cobertura protectora de esmalte o cemento, estos túbulos quedan abiertos al exterior, permitiendo que los estímulos externos alcancen las terminaciones nerviosas y provoquen la sensación de dolor.

TRATAMIENTO

Para un correcto tratamiento de la sensibilidad dental, es muy importante establecer unas medidas preventivas junto con un tratamiento adecuado:

Las medidas preventivas que se recomiendan son las siguientes:

  • Pautar unos hábitos dietéticos: evitando el consumo de bebidas y alimentos ácidos.
  • Corrección de malos hábitos: evitar el uso de palillos de madera, bruxismo, etc.
  • Instrucciones correctas de higiene oral: técnica de cepillado adecuada y usar una pasta dentífrica poco abrasiva.

Junto con éstas, es importante el uso de agentes desensibilizantes para tratar la sensibilidad dental.

La gran mayoría de los productos de uso ambulatorio para tratar la sensibilidad dental, incluyen en su composición sales de potasio, agentes desensibilizantes que penetran hasta la pulpa por los túbulos dentinarios abiertos y actúan inhibiendo la transmisión nerviosa que produce el dolor. Éstos también incluyen en algunos casos fluoruros, que pueden actuar taponando parcialmente los túbulos dentinales.

Sin embargo, otros productos y tratamientos más efectivos para solucionar la hipersensibilidad sólo pueden ser aplicados por un profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.