MALOS HÁBITOS ORALES

Un mal hábito oral puede producir una alteración en el desarrollo orofacial, produciendo deformaciones dentoesqueléticas, además de problemas sociológicos, emocionales, afectar a otros sistemas como el respiratorio y digestivo, problemas en el aprendizaje y/o el habla.

Esta alteración será más o menos grave dependiendo de la edad con la que se comienza a desarrollar el hábito o parafunción, la duración (horas, minutos, toda la noche) y la frecuencia e intensidad con la que se realiza.

Es fácil: A menor edad, mayor duración y frecuencia = mayor daño. Así que podemos hacernos una idea de la importancia de la detección precoz y su correcto tratamiento para evitar todas las secuelas que pueden producirse.

   Los malos hábitos más frecuentes son:

DURANTE LA INFANCIA:

Succión digital o del chupete : La succión es un reflejo normal que está presente desde la vida intrauterina. Debe eliminarse como máximo a los 2 años ya que si continua en el tiempo producirá deformación del paladar y mordida abierta.

Deglución infantil: Es el tipo de deglución fisiológica y natural desde el sexto mes de vida intrauterina hasta que empiezan a aparecer los dientes temporales. La persistencia de este tipo de deglución más allá de los 4 años produce cambios en la posición de los dientes, deformación del paladar, mordida abierta anterior y compresión maxilar.

Interposición labial o lingual : Ubicación del labio o lengua entre las piezas dentarias estando en posición de reposo. Provoca deformación ósea y malposición dentaria.

 

Morderse las uñas u otros objetos como bolígrafos etc, producen desgastes y malposición de los dientes, alteración en la articulación temporomandibular además del daño en dedo y crecimiento anormal de las uñas.

Respiración bucal: las respiración correcta y normal es la nasal, que se realiza por las fosas nasales y manteniendo la cavidad bucal cerrada. La respiración bucal hace que no se desarrollen adecuadamente los huesos maxilares además de favorecer el desarrollo de gingivitis, aparición de sarro y sequedad de boca entre otros. La respiración bucal se considera un mal hábito oral pero también puede deberse a un problema obstructivo de fosas nasales (pólipos, adenoides, tabique nasal desviado).

GUIA PARA LA OBSERVACION Y DETECCION DE HABITOS ORALES

¿El niño permanece siempre con la boca abierta?

¿Le cuesta juntar los labios?

¿Tiene ojeras pronunciadas?

¿Ronca cuando duerme?

¿Permanece con el dedo en la boca constantemente?

Al tragar saliva ¿La lengua empuja los dientes?

¿Presenta dolor de cabeza al levantarse o en la musculatura mandibular?

¿El niño tiene más de un año de edad y no ha incorporado todas las consistencias alimenticias?(líquido claro-espeso, sólido blando-duro).

EN EL ADULTO:

Bruxismo: Es uno de los hábitos orales más nocivos y frecuentes en nuestros días. Se ha relacionado con factores de estrés o emocionales, puede ocurrir tanto de día como de noche y puede realizarse de manera consciente o inconsciente. Consiste en un apretamiento o rechinamiento compulsivo de los dientes. Publicaremos otro post desarrollando más extensamente este tema.

Morderse las uñas u objetos: utilizar los dientes como herramienta para cortar, romper o abrir cosas no es nada aconsejable debido al riesgo de fracturas dentales.

Cepillado dental agresivo: Cepillarse demasiado fuerte con cepillos de cerdas duras y en sentido horizontal produce un desgaste mecánico excesivo de estructura dental y retracción de las encías.

Tabaco: Produce un deterioro de la salud dental y periodontal además de efectos adversos en la estética dental y facial.

Alimentos y bebidas con mucho azúcar: El azúcar es el alimento preferido de las bacterias que producen la caries.

Piercings orales: El roce y movimiento de los piercings producen desgastes en el esmalte dental , daños en la encía y mucosas que pueden ser irreversibles y graves.

La eliminación del mal hábito y el tratamiento de sus secuelas requiere un equipo multidisciplinar : odontólogo, logopeda, otorrinolaringólogo, pediatra, ortodoncista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.