¿Por qué Don Corleone tenía esa mandíbula?

 

 

A lo largo de la historia del cine han existido muchas caracterizaciones de personajes asombrosas, una de las más icónicas, la de Don Vito Corleone, “El Padrino”. El libro “The Godfather:The Official Motion Picture Archives“, escrito por el historiador cinematográfico Peter Cowie , no es una simple compilación de fotografías y datos curiosos de la película, este libro contiene una cantidad sorprendente de facsímiles extraíbles de los Archivos de Paramount Pictures, así como imágenes nunca antes vistas de la filmación.

 

Antes y después de la caracterización.
Antes y después de la caracterización.

Marlon Brando tenía 48 años cuando rodó “El Padrino” en 1972, así que … ¿cómo pudo convertirse, de manera tan creíble, en un viejo gánster?. Con la ayuda del maestro del maquillaje cinematográfico Dick Smith (su trabajo también se puede ver en clásicos como El Exorcista, Taxi Driver o La pareja chiflada) , que transformó la juventud de Brando en un patriarca mafioso de avanzada edad.

Marlon Brando quería que Don Corleone pareciese un “bulldog”, así que para realizar la audición se colocó algodón entre los carrillos y los dientes para dar más volumen y crear ese aspecto tan peculiar y característico. Para la filmación un dentista le fabricó una prótesis especial que iba colocada en la mandíbula y que rellenaba con unas extensiones de acrílico, el espacio entre la arcada dentaria y sus mejillas.

New York´s Museum of the Moving Image.
Prótesis de Marlon Brando, expuesta en el New York´s Museum of the Moving Image.

Brando no quería llevar prótesis de ningún tipo en el rostro, por lo que el proceso de caracterización consistía en hora y media de maquillaje realizado mediante punteado y contouring, pelo canoso y oscurecimiento de los dientes (además de la propia prótesis bucal para crear el efecto de mandíbula prominente y descolgada).

Si además había que recrear los efectos de golpes, balazos y sangre el tiempo de maquillaje podía incrementarse hasta las 3 horas.

 

 

Los trabajos de Disck Smith le valieron el apelativo de “El padrino del maquillaje” y sentó un precedente en el uso de látex y otros materiales flexibles que facilitaron una interpretación más natural de los actores, en lugar de las tradicionales máscaras rígidas.

Smith , fallecido en 2014, fue distinguido en 2011 por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas con un Oscar honorífico por su trayectoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.