Vuelta al cole : ¡Recreos saludables y sin caries!

 

Vamos a proponeros darles a vuestros hijos unos snacks saludables para llevar al colegio, los cereales, galletas, zumos prefabricados, lácteos envasados etc … etc son azúcar puro, y nada conveniente tanto para la dieta de los más pequeños como para su salud bucodental ,ya que la mayoría no se limpian los dientes después del aperitivo del recreo.

El consumo frecuente de alimentos y bebidas dulces es la causa principal de la caries dental. Las bacterias de la boca fermentan en pocos minutos el azúcar y lo convierten en ácido, que disuelve el esmalte y la dentina. Esas bacterias producen tambien toxinas que provocan la inflamación y el sangrado de las encías. Todo esto se puede prevenir con un consumo moderado de azúcar y una cuidadosa limpieza diaria de los dientes.

 

Snacks

Están pensados para llevar al colegio y comer en el recreo. Por supuesto también puedes usarlos en cualquier merienda normal.

Premisas para seleccionar los mejores snacks:

  • Saludables. Lo primero es lo primero.
  • Tiempo de preparación menor a 15 minutos. El tiempo total, incluyendo la cocción, será mayor en algunos casos, pero no requieren más de 15 minutos de dedicación.
  • Deben tolerar al menos un par de días en la nevera. De esta manera puedes preparar varios de una vez y usarlos en días consecutivos.
  • Deben aguantar varias horas fuera de la nevera. Se pueden comer a cualquier hora de la mañana.
  • Fácil de transportar y fácil de comer. Sin cubiertos.
  • Equilibrados . Deben contener tanto carbohidratos como proteínas y grasas.

BOCADILLOS

Según los últimos estudios, la mayoría de las meriendas incluyen bocadillos de todas las formas y tamaños, con diversos rellenos: jamón, queso, nocilla, etc.

En este caso y aunque la dieta de un niño debe incluir carbohidratos, el pan blanco puede dañar nuestros dientes, los almidones que se encuentran en la harina refinada, están formadas por cabahidratos simples, que al convertirse en azucares simples pueden producir acidez y bacteria, perjudicando tu boca.

La alternativa sana: Bocadillos con pan integral y rellenos de queso y jamón. El queso es especialmente recomendado para el cuidado de los dientes.

 

VERDURITAS

  • Bastoncitos de zanahoria. Crudos u horneados. Al igual que con la fruta, pueden acompañarse de crema de almendras o hummus de garbanzos o lentejas.
  • Bastoncitos de apio con crema de almendra y pasas.
  • Espárragos envueltos en jamón.

 

FRUTOS SECOS

Son saludables y hay variedad: pistachos, almendras, nueces… Siempre, ni salados ni azucarados. Hay que tener en cuenta el riesgo de atragantamiento en niños de menos de 4-5 años.

¡Y ojo con las alergias!

 

LÁCTEOS

Si el niño no bebe leche al levantarse, se puede llevar un minibrick a la escuela. Es mejor que zumo envasado, yogur líquido y otros postres lácteos. Son los “chuchelácteos” , porque llevan muchos azúcares y grasas.

Los más sanos (y que pueden gustar más) son los menos curados y bajos en sal.

  • Quesitos
  • Minibrick de leche
  • Queso de untar.Untar el pan con tomate lo suaviza y añade vitaminas.
  • Yogur natural con cereales o frutos secos

 

BARRITAS ENERGÉTICAS CASERAS

  • Las opciones son infinitas: granola, frutos secos, coco, avena, chocolate negro…

 

MUFFINS CASEROS

Basados en comida real, sin harinas ni azúcar. Son fáciles de preparar y puedes hacer muchos cada vez. Aguantan varios días en la nevera y están buenos fríos. Algunas opciones: vegetales con huevo, atún, carne o una mezcla.

PINCHOS Y BROCHETAS

  • Brochetas de queso y tomate. Puedes añadir cubitos de pollo, jamón etc

FRUTA AL NATURAL

Este envase es fácil de llevar y mantiene bien los alimentos. La mejor opción es llenarlo de fruta cortada, Puede ser una o variada.Los trocitos deben ser de un tamaño acorde con la edad del niño. Unas gotitas de limón evitan que se oxiden las frutas.

  • Una pieza de fruta fresca entera o cortada.
  • Macedonia

BEBIDAS

Los refrescos que contienen altas cantidades de azúcares también son muy perjudiciales para la salud bucodental. Además, los zumos envasados también cuentan con ácidos y sustancias que pueden afectar al esmalte dental, por ello, acostúmbralo a tomar agua antes de nada. Si le cuesta, prueba a usar agua con gas y añádele jugo de limón para darle sabor. Bebidas como kéfir o kombucha son también saludables.

Los smoothies de frutas y verduras o batidos de proteína de suero son otra opción válida para los niños, por ejemplo con una fruta natural y un poco de miel. Usar frutas congeladas, como fresas, te permite añadirlas al batido y que se mantenga frío más tiempo.

Y POR SUPUESTO…NO DESCUIDAR LA HIGIENE

Uno de los principales riesgos en la salud de nuestros hijos son las comidas fuera de casa. La mayoría de niños que almuerzan en los comedores escolares no se cepilla los dientes después. Lo más recomendable sería que cada niño tuviera su propio kit de limpieza fácil de transportar en la mochila y que incluyera de manera natural la rutina de tomar cinco minutos para el cuidado de boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *